¿Cómo funciona el psicoanálisis?

Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El tratamiento psicoanalítico puede revelar cómo los factores mentales y emocionales inconscientes influyen en las relaciones actuales y en los patrones de comportamiento. Parte del supuesto de que repetimos, sin darnos cuenta, los conflictos y estilos de relación que nos han causado conflicto a lo largo de nuestra vida. Así se explica por ejemplo, que muchas veces nos encontremos con el mismo tipo de parejas que ya antes nos han causado daño.

La psicoterapia psicoanalítica ayuda a rastrear los orígenes históricos de estos conflictos y patrones de comportamiento en la vida de las personas, y permite mostrar cómo han cambiado y evolucionado a través del tiempo, el objetivo de este esclarecimiento es ayudar al paciente a lidiar mejor con la realidad de la vida que actualmente lleva al identificar y resolver sus conflictos nucleares.

La técnica por excelencia del psicoanálisis se denomina asociación libre. Esta consiste en pedir a la persona en psicoanálisis que diga todo cuanto venga a su mente en el transcurso de las sesiones, incluso si le parece información irrelevante o si pudiera considerarla inapropiada. Esta petición se hace a sabiendas de que el libre discurso no será posible justamente porque en él se revelan las resistencias del paciente, la forma en que se muestra ante los demás, la manera en que trata algunos asuntos y la dificultad con la que aborda otros, etc.

Junto con las preguntas del psicoanalista y la información que el paciente brinda, en el curso del tratamiento psicoanalítico, la naturaleza de la relación que inevitablemente se desarrolla entre ambos, tendrá características significativas derivadas del “mundo interno” (mental y emocional) de las personas y de cómo se relacionan con los demás para acoplarse a las distintas demandas de la sociedad. Esto hace posible un profundo entendimiento de estos factores y permite trabajar en muchos de ellos que llevan a cambios deseables y significativos.

Es decir que en el curso del tratamiento, los patrones de conducta del paciente tienden a expresarse y en muchas ocasiones, ciertas demandas como ser comprendido sin juicios, ser valorado por quién se es, etc., se dirigen a la figura del analista. La observación e interpretación de estos elementos por parte del psicoanalista brindan un mucho mejor entendimiento de la dinámica emocional y mental de quien está en tratamiento que le permiten hacer cambios significativos en los distintos contextos en los que se desenvuelve.

 


Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cargando…