Malos hábitos en los niños

Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un hábito se refiere a una conducta que se ha vuelto costumbre en una persona y que se lleva a cabo de manera automática, es decir sin que haya un proceso de reflexión sobre la misma. Generalmente los hábitos se adquieren durante los primeros años de vida, y aunque es posible desarrollarlos más adelante, son más sencillos de inculcar en los pequeños. ¿Qué sucede cuando nuestros hijos comienzan a desarrollar conductas que consideramos malos hábitos?

malos hábitos

En primer lugar hay que distinguir aquellas conductas que se pueden definir como malos hábitos, para ello debemos considerar factores básicos como la edad de nuestros pequeños, y el contexto donde se desenvuelven. Por ejemplo, un bebé de 1 años de edad tendrá la tendencia a chupar cualquier objeto a su alcance, esto es parte de su desarrollo normal, y aunque es importante cuidar que no coma cosas peligrosas, no debemos considerarlo un mal hábito.

La cosa es distinta si el niño tiene 5 años de edad y presenta la misma tendencia, en este caso no es una conducta esperada para su edad y la presencia de dicho hábito, nos indica que hay un problema que debemos atender. Esto nos lleva al segundo punto, los malos hábitos en los niños suelen indicar que existe algún problema que condiciona su presencia.

Hábitos como chuparse los dedos o el cabello, morderse las uñas, rascarse repetidamente alguna parte del cuerpo, etc., suelen ser indicadores de ansiedad en los niños. Debemos tener en cuenta que un niño con malos hábitos no es un niño problema, sino un niño con problemas. Es decir, no adoptan malas costumbres con la intención de fastidiar a los adultos, sino que son formas que tienen de expresar algún problema, ya sea médico, de desarrollo, o de socialización.

Lo primero que debemos descartar cuando notamos hábitos negativos en nuestros hijos es que tengan algún problema, llevarlos al pediatra puede ser un buen primer paso para eliminar sospechas de problemas como mala visión o audición, alguna enfermedad, o retraso en el desarrollo que pudiera ser la causa de conductas conflictivas.

Una vez que determinamos que los malos hábitos de nuestros hijos son exclusivamente un problema de conducta, podemos tomar algunas medidas correctivas. Por ejemplo, una alternativa es detectar si el hábito es consecuencia de imitar a alguien más, quizá decir malas palabras sea consecuencia de haberlas escuchado en casa de algún familiar. Si este fuera el caso, podemos pedir a dichas personas que eviten comportarse así frente a niño, y/o hablar con nuestros hijos para explicarles que esa es una conducta que no nos gusta observar en ellos.

Al hablar con nuestros pequeños sobre sus malos hábitos debemos concentrarnos en la conducta y no en la persona, es decir que debemos dejar claro que lo que no nos gusta es que hagan determinada conducta (mal hábito), y evitar críticas a su persona que podrían dañar su autoestima.

Otro aspecto importante al corregir hábitos es brindar alguna opción que pueda sustituir la mala conducta, por ejemplo, si nuestro hijo hace berrinches cada vez que quiere llamar nuestra atención podemos decir algo como “no me gusta que cada vez que quieres algo de mamá y papá, grites, llores y te avientes al piso” y agregar algo como “si quieres algo de nosotros mejor pídelo por favor y entonces te haremos caso”. Por supuesto que en este ejemplo, parte de la efectividad consiste en poder cumplir consistentemente la propuesta que le hicimos.

Por último, no debemos olvidar que el desarrollo de nuestros hijos es nuestra responsabilidad, y aunque muchas veces sus malos hábitos nos desesperen y frustren, a quien más daño causa su presencia es a ellos mismos. Por esta razón debemos ayudarlos a corregirlos, primero detectando cuál es su posible causa, y después brindando alternativas de solución que ellos no pueden ver por su corta experiencia. Así los estaremos preparando para que en el futuro puedan adaptarse, y resolver sus propios problemas como adultos.

 

 

 


Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

You may also like...

Deja un comentario

Cargando…