Psicoterapia de arte

Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Psicoterapia de Arte

¿Qué es la psicoterapia de arte?

La psicoterapia de arte se fundamenta en el hecho de que hacer arte crea un bienestar y mejora la calidad de vida del ser humano. Así como otras aplicaciones de psicoterapia, la psicoterapia con arte:

busca y promueve el crecimiento personal y el autoconocimiento, así  como para intervenir el proceso de reparación emocional de las personas” (C. Malchiodi, 2006).

La psicoterapia de arte parte del supuesto de que todo ser humano es creativo por naturaleza, tenga o no un entrenamiento en el arte. Esta modalidad psicoterapéutica tiene sus bases teóricas tanto en el psicoanálisis como en la psicoterapia de orientación sistémica, así como las teorías contemporáneas del desarrollo del ser humano.

No se enfoca en una edad en específico, puede ayudar a los individuos de todas las edades a crear un significado de las cosas, encontrar alivio en distintas situaciones traumáticas, resolver conflictos y problemas, enriquecer la vida diaria y encontrar un bienestar en general.

La atención del terapeuta no está centrada en la calidad estética de lo que sus pacientes pueden llegar a hacer, sino en las necesidades que el paciente manifiesta a través del arte.

El proceso creativo, la manera en la que el paciente se involucra en su trabajo, la elección de materiales dentro del proceso psicoterapéutico, y el significado que éste le da a sus creaciones, son algunos elementos que permiten entender la creación dentro de un espacio terapéutico, ya que

“el arte ayuda a que lo invisible sea visible, a que lo no hablado se exprese y a que lo que no tiene palabras se nombre”. [1]

Aunque utilizar el arte como una herramienta psicoterapéutica es producto de una ciencia nueva, el uso del arte como medio de expresión de sentimientos no lo es. Desde la prehistoria el arte está presente en los seres humanos. El hombre prehistórico solía expresarse a través de los dibujos para externar sus dudas existenciales y dar una explicación representativa y gráfica de éstas. Los pintores egipcios plasmaban imágenes protectoras sobre féretros de las momias, así como los monjes tibetanos hacían mandalas de arena.

Dado estos antecedentes históricos, podemos darnos cuenta que el arte siempre ha sido una representación de los sentimientos del ser humano. En la psicoterapia de arte estos sentimientos plasmados a través de creaciones artísticas pueden ser interpretados desde la postura del psicoterapeuta, dando mayor importancia al significado que los pacientes expresan de su arte, para así poder leer entre líneas las necesidades y dificultades de los pacientes, y poder encontrar una solución a sus problemáticas actuales.

¿En qué se aplica la psicoterapia de arte?

En cuanto a su aplicación en la vida actual, el desarrollo y la diversificación del campo de la psicoterapia de arte hoy en día incluye a profesionales en este ámbito trabajando en prácticas privadas, hospitales, clínicas de salud mental, agencias de servicio social, escuelas,  albergues, cárceles, y centros geriátricos. Este tipo de psicoterapia no tiene un rango de aplicación especificó en cuestión de edad, población o escenario.

Los especialistas en psicoterapia de arte están capacitados para trabajar en distintas situaciones y lugares para ayudar a las personas con base en su especialidad, ya sea trabajando en programas relacionados con adicciones, abuso sexual, violencia, trauma, intervención en crisis, trabajos comunitarios, entre otros.

¿Cómo se conduce una psicoterapia de arte?

La Mtra. Gabriela Ferrer, psicóloga y psicoterapeuta de arte con especialidad en adolescentes explica que:

Es muy importante en esta metodología tanto el proceso de creación, como el producto y el vínculo que los chavos van formando con su propio arte, permitiendo que estos factores estén presentes en el espacio terapéutico y tengan un interjuego en la comprensión que ellos mismos van teniendo de sí y sus recursos. No hay interpretación; el material, el proceso y el producto cobran significado en la narrativa que el propio paciente da de estos.”

En casos clínicos en los que se trabaja el manejo emocional de chicos que enfrentan diversas situaciones y problemáticas, la Mtra. Gabriela primero introduce el uso de materiales conocidos y manejables por los pacientes – lápices, lápices de color,  recortes de collage-  con el fin de dar contención y comprensión de la situación. Así se ayuda a que los pacientes puedan “ponerse” en un lugar distinto para observarse y observar lo que les pasa, es decir, verse en lo que plasman.

Poco a poco, se van introduciendo diversos materiales menos contenidos y conocidos – acuarela, pintura acrílica, barro, etc. – con el fin de promover toma de riesgos, manejo de habilidades, frustración y logro, pues estos procesos metafóricamente enfrentan a los pacientes a lo que viven y van empoderándolos a moverse y encontrar alternativas diferentes de enfrentar sus problemáticas. Las posibilidades de intervención son infinitas y van desde problemas emocionales leves hasta situaciones más complejas como adicciones y otras conductas de riesgo.

La Mtra. Gabriela Ferrer aclara:

“Existen muchas directivas de arte, sin embargo en este enfoque no hay recetas ni caminos prediseñados, cada directiva y elección de materiales están relacionados con el individuo y el objetivo que se pretende lograr, diseñando así una estrategia personalizada en cada caso clínico, ya que el ser humano es único e irrepetible y como tal es comprendido y apoyado desde la psicoterapia de arte”.

Algunos productos artísticos que se utilizan en la intervención pueden incluir autorretratos, recreación de un lugar seguro, móviles para crear familiogramas, líneas de vida tridimensionales, transformación de esculturas en plastilina o barro, transformación de paisajes u otros escenarios  utilizando acuarela cuando en uno previo se usó, por ejemplo,  lápiz de color, etc.

Artículo escrito por Sebastián Whitfeld Lacaud, editado por Alejandro Silva.

Referencias:

Malchiodi, C (2012). Art therapy and health care. New York: Guilford Publications.

Malchiodi, C. (2006). The art therapy sourcebook. New York: McGraw-Hill.
[1] Mtra. Ana Laura Treviño Santos, fundadora y directora del Instituto Mexicano de Psicoterapia de Arte.

[2] Mtra. Gabriela Ferrer, psicóloga y psicoterapeuta de arte, con especialidad en adolescentes.


Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

You may also like...

Deja un comentario

Cargando…